Radio 7.60 - Exaltando a Jesucristo - www.radio760online.com

Cumpliendo la Gran Comisión

LA MEDITACIÓN DE HOY :

 ¡ RESILIENCIA !     -    SALMO 46:1

Aunque parece una palabra extraña que quizás no hayamos utilizado en nuestro vocabulario cotidiano, lo cierto es que su significado nos plantea un comportamiento que de alguna manera, lo hemos manifestado en algún momento de nuestra vida.   La palabra resiliencia se refiere a esa capacidad que tiene una persona de sobreponerse a momentos críticos y  buscar adaptarse luego de experimentar alguna situación inusual e inesperada, dicha situación puede implicar una enfermedad grave, una tragedia familiar, una crisis económica, la pérdida de un ser querido, un accidente u otros.

La resiliencia la muestra un cristiano cuando dentro de su desarrollo y crecimiento espiritual, ha aprendido a enfrentar sus dificultades e incluso a librar grandes batallas y salir victorioso en el proceso, depositando toda su confianza en Dios, creyendo plenamente que la verdad de su Palabra,  traerá consigo  mayor conocimiento de Dios y de sí mismo,  para darle fortaleza y sabiduría  para salir adelante ante cualquier crisis. 

La Biblia nos da muchos ejemplos de seres humanos que enfrentaron situaciones muy adversas pero que al final alcanzaron el propósito que Dios tenía para ellos. Vemos el caso de Rut y su suegra Nohemí.  Ambas mujeres habían experimentado una gran pérdida por la muerte inesperada de sus seres amados en la ciudad de Moab.   Nohemí Afligida por su gran dolor y seguramente sin recursos materiales para su sustento, decide regresar a su tierra de Belén.  Con un carácter decidido y un corazón amoroso, Rut se dispone acompañar a su suegra y con determinación las dos mujeres deciden confiar plenamente en la misericordia de Dios para adaptarse en esta nueva etapa de sus vidas.

En una relación de amor, respeto y obediencia de parte de Rut hacia Nohemí, Dios bendice sus vidas, permite que Rut se case con un hombre noble de buena posición llamado Booz y se convierta en madre de Obed, quien fue padre de Isaí y éste padre del Rey David. A Noemí le es restaurada su alegría al acunar en sus brazos a su nieto Obed que formará parte del linaje de nuestro Señor Jesucristo. Vemos como al final de la historia, Dios transformó la vida de estas mujeres, cumpliéndose el Plan que tenía dispuesto para ellas y sus descendientes. (Libro de Ruth, Antiguo Testamento).

Actualmente a nivel mundial estamos atravesando tiempos muy críticos. Una enfermedad provocada por un diminuto y agresivo virus nos tomó por sorpresa a todos y sin respetar clase sociales, ideologías, géneros y cultura; vino a provocar enfermedad, dolor, muerte, confusión, miedo incertidumbre, confinamiento y pérdidas económicas graves en todas partes.  Además, nos hizo reflexionar sobre lo frágil que puede ser la vida humana y que las cosas tal como las conocemos, pueden cambiar de un momento a otro.

En medio de esas circunstancias difíciles que hemos estado atravesando, hemos aprendido lecciones importantes que nos han hecho meditar sobre las prioridades de la vida, como el valor de la familia y el tiempo que pasamos con ellos y una sincera búsqueda de Dios con todo nuestro corazón para depositar en Él toda nuestra confianza.  Hemos orado en    silencio y clamado al Señor con nuestros hermanos, en unidad hemos intercedido por las necesidades de todos y hemos tenido la oportunidad de mostrar solidaridad con los más necesitados.  También hemos acatado todas aquellas indicaciones para preservar nuestra salud y la de los que nos rodean, lo cual ha implicado muchos cambios en nuestra rutina cotidiana; sí han sido momentos duros, sin embargo, en medio de toda incertidumbre, Dios ha sido nuestro refugio seguro.   

La palabra de Dios nos recuerda que en todo tiempo DIOS ES NUESTRO AMPARO Y FORTALEZA, NUESTRO PRONTO AUXILIO EN NUESTRAS TRIBULACIONES (Salmo 46:1) y que como hijos de Dios hemos de salir victoriosos, no importando cuán difícil sea la tormenta que vivimos, porque solamente Él puede llenar cualquier vacío o pérdida que hayamos experimentado y darnos la oportunidad de alcanzar el propósito que tiene dispuesto para nuestras vidas.

Así como el Salmista clamó: TEN MISERICORDIA DE MI, OH DIOS, TEN MISERICORDIA DE MÍ; PORQUE EN Ti HA CONFIADO MI ALMA, Y EN LA SOMBRA DE TUS ALAS ME AMPARARÉ HASTA QUE PASEN LOS QUEBRANTOS (Salmo 57:1), así nosotros clamamos el día de hoy para que esa misericordia del Altísimo sea derramada sobre nuestras vidas.

Ana María Franco de González

OREMOS POR JERUSALÉN

"Pedid por la paz de Jerusalén; sean prosperados los que te aman. Sea la paz dentro de tus muros y el descanso dentro de de tus palacios".

(Salmos 122:16-7)

Eventos y Actividades

Proverbio / Salmo de hoy

"Nuestro Dios y nuestro rey ¡Qué grande eres en toda la tierra! ¡ Tu grandeza está por encima de los cielos más altos!". Traducción en lenguaje actual.

(Salmos 08:01)

"¡ La sabiduría está llamando ! ¡Gritando está la experiencia! Se para a la orilla del camino o a la mitad de la calle, para que todos puedan verla.

(Proverbios 08:1-2)

Celebración 2020

 ¡NO FALTES!.

(Radio 760)

CEBE - Centro de Estudios Biblicos Elim

Iglesia de Cristo Elim Central, mayor información al Tel. 2202-2202.

(Radio 760)

Nuestro Culto de Oración

Yo y mi casa serviremos a Jehová

Septiembre 2020




 

Visitante No.:

Ministerios


Cita bíblica del mes